Proceso de Reencuentro Sacerdotal

(Santiago Pons, Facultad de Teología “San Vicente Ferrer” de Valencia.) Esta mañana del 26 de octubre de 2017 se ha puesto en marcha el Proceso de Reencuentro Sacerdotal en nuestra diócesis. Creo que es una ocasión privilegiada y única para el diálogo, para que los sacerdotes que formamos el presbiterio de Valencia, junto con nuestro arzobispo y obispos auxiliares, podamos reflexionar sobre qué significa ser sacerdote hoy y cómo vivir nuestro ministerio en este tiempo. A partir de esta reflexión plantear los problemas reales que descubrimos de forma que tengamos el valor, la sinceridad, la confianza y el amor para no obviar aquello que necesitamos compartir y descubramos cómo llevar a cabo lo que nuestro mundo nos está pidiendo. Por eso el proceso se plantea en clave de reencuentro y se propone este objetivo:

Abrir un Proceso de Reencuentro Sacerdotal: - Reencuentro de cada uno consigo mismo, con el Señor y con su ministerio. - Reencuentro del sacerdote con los demás sacerdotes. - Reencuentro de los sacerdotes con su Arzobispo y Obispos.

Para ello iniciamos un diálogo que: - Plantee con claridad los problemas y diferencias que vemos en nuestra vida sacerdotal y pastoral. - Nos permita hablar sobre los procesos para conseguir la conversión de nuestras parroquias en parroquias evangelizadoras y misioneras. - Nos ayude a descubrir cómo compartir responsabilidades en la diócesis y las parroquias.

Es evidente que el proceso requiere su tiempo y que en su momento habrá que integrar en la reflexión a religiosos y laicos, pero conviene ir poco a poco. El Padre Raniero Cantalamessa en su libro Como la estela de una nave, habla de cuatro olas de evangelización en la historia de la Iglesia y de quienes las impulsaron fundamentalmente, dice:

«1. Los tres primeros siglos de vida del cristianismo y, en particular, la segunda mitad del siglo III, en el que se lleva a cabo la conversión de grandes estratos del Imperio Romano; protagonistas: los obispos.

2. Los siglos VI al IX en los que asistimos a la reevangelización de Europa después de las invasiones bárbaras; protagonistas: los monjes.

3. El siglo XVI, con el descubrimiento y la conversión al cristianismo de los pueblos del «nuevo mundo»; protagonistas: los frailes.

4. La época actual, que ve a la Iglesia comprometida con una reevangelización del Occidente secularizado; protagonistas: los laicos».

Parece bastante claro que los laicos han de ser los protagonistas de esta nueva evangelización, pero hemos de comenzar un diálogo entre aquellos que hemos recibido el encargo de hacer presente a Cristo Cabeza en nuestras comunidades. Esta mañana José Vidal nos recordaba la necesidad de construir la identidad sacerdotal desde el equilibrio de estas tres dimensiones: «El ministerio ordenado no es nada sin la comunidad; pero no lo es todo por la comunidad, porque representa frente a ésta a Alguien que es la Cabeza del Cuerpo».

Este momento es un kairós que se nos regala y hemos de vivirlo, sin prisas, con amor, sabiendo escucharnos. Es un proceso previo, antes de tomar decisiones concretas sobre procedimientos, hemos de hacer juntos esta reflexión que nazca de una conversión personal. Por eso la oración y los retiros son tan importantes en el proceso. Miguel Navarro también nos ha presentado los “lemas” de los retiros que tendremos: Reencontrarse en la identidad sacerdotal. Fortalezas y debilidades, “Reaviva el don de Dios que has recibido” (2 Tim 1,6), ha sido el primero. En Adviento se nos invitará a reavivar y recuperar la esperanza, “Sé de quién me he fiado” (2 Tim 1,12). La Cuaresma nos introducirá en la conversión del sacerdote diocesano, “Por eso yo la persuado, la llevo al desierto, la convenzo” (Os 2,16) y en la Pascua entraremos en el presbítero y la comunidad misionera, “Seréis mis testigos” (Hch 1,8).

En esta perspectiva de diálogo una revista como CRESOL, puede ser un magnífico instrumento para compartir reflexiones e inquietudes. No hace falta repetir lo que está explicado en el texto del proyecto que se nos propone. El camino está por recorrer, pero el Señor lo pone en nuestras manos. Algo está pasando en la Iglesia cuando tantas diócesis están realizando procesos similares (2014, Santander, Guadix; 2015: León, Plasencia; 2016: Salamanca; 2017: Santiago de Compostela, Coria-Cáceres, Sigüenza-Guadalajara, Jaén, Ourense, Mérida-Badajoz…).