Primavera de Dones Creients, per S. Piera - Revista Cresol

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Sumari > PRIMAVERA
 
La primavera
 
 
Salud Piera, de Dones Creients

 
 
   Me piden un artículo sobre la primavera en momento quizá ambientalmente no primaveral en el aspecto social, político ni siquiera en el meteorológico. Pero, comoe dicen que no es bueno escribir en caliente, vamos a intentarlo haciendo unas calas.
 
a) Época clásica. Para la cultura griega, construida ya por mentes masculinas, era una mujer, Clotis, esposa de Céfiro, que simboliza la eclosión del amor.
  A Roma pasó con el nombre de Flora, joven que se muestra rodeada de flores, a veces rasgando el arpa y junto a un arbusto también en flor. Representa la bella juventud, con potencia vegetativa, cuyas flores darán fruto un día. Por otro lado es depósito custodiando una semilla con potencialidad recibida, no de los dioses para ambos, sino del compañero complementario.
 
b) Épocas renacentista y barroca. Hace sesenta años (¿cómo lo recuerdo?: porque era mi primavera) realicé un trabajo comparando el soneto “A la rosa” de Garcilaso (s. XVI) con otro poema “A la rosa” de Francisco de Rioja, un siglo posterior. Ambos entrañaban ambiente primaveral. Así como el primero, en pleno Renacimiento, inculcaba el goce de lo efímero, su aprovechamiento antes de que pase, el segundo, barroco, lamenta con tristeza la brevedad de lo bello y apreciable.
 
  Si pasamos al arte plástico del renacimiento italiano, la Primavera nos sugiere inmediatamente la pintura de Botticelli, “Alegoría de la Primavera”, un icono mujer semejante a los clásicos del primer apartado.
   
 
c) ¿Y hoy? La palabra continúa siendo femenina y sigue evocando renacer, resurgir, eclosión no súbita, promesa de cosecha. Para nosotras, tiempo de esperanza. Pero la Madre Tierra, la otra protagonista, al recibirla se encuentra en unas condiciones distintas. Una y otras hemos vivido en la historia la marginación. Nosotras, con trabajo, vamos conquistando poco a poco nuestro puesto social. Ella, en cambio, sobrevive en suelo y ambiente degradados. Como carece de voz, nos vemos en el deber de aportar la nuestra en defensa suya. Cada día apostamos por el cambio con nuestra firma en todo tipo de iniciativas – de Green Peace, Salva la Selva, Earth Charter International, Avaaz y tantas organizaciones empeñadas en su causa contra la plutocracia reinante- y procurando por todos los medios- en este caso con la colaboración de nuestros semejantes- la supervivencia: austeridad en el gasto, reciclado de material, cuidado del medio ambiente, etc. Vivimos en conexión con ella y hacemos votos para que toda la humanidad nos lancemos a salvarla. Si llegamos a cometer ese matricidio (no uso “parricidio”, constructo tendencioso ya en latín) ¿cómo nos alimentará si, por arrancarle sus tesoros malogramos su fecundidad? Y, mirando hacia el futuro, como dice el escritor Muñoz Molina, "nuestro legado será una montaña de basura”. Parece que no entendimos, ni siquiera en la propia formación espiritual, la inhabitación del SER en toda su creación.
 
  - Como estación del año que es, algunos relacionan la primavera con una fase lunar cíclica, como nosotras. No entramos en ello por deseo de simplificación.
   - En todo caso es tiempo de promesa, de esperanza para la totalidad del género humano. Decía Vintila Horia en Una mujer para el apocalipsis que las mujeres estamos hechas de espera, los hombres de impaciencia y cada sexo obra a su manera. Y pregunto: ¿Qué hay en ello de herencia vital, de producto histórico? Veremos qué seremos unos y otras en la etapa post-humana de existencia en el Planeta, si es que llega. Sólo apunto que la fuerza reproductiva, según la ciencia actual, está patente en ambos sexos, que el óvulo no es pasivo, aunque el fruto aún es, en muchas culturas, propiedad del dador.
 
d) Para toda persona creyente en Jesús. En esta etapa del año celebramos además la Pascua. ¡Ojalá podamos unirnos para vivirla en fraternidad, sonoridad y reciprocidad!, con deseo de renovación, formando un cuerpo con El en la vida que nos comunica. Que toda la Humanidad recibamos el gozo de vivir la inmersión en un mundo deificado.
Portada | Sumari | Edicions Anteriors | Contacte´ns | Mapa general del sitio
Copyright © 2018 Revista Cresol
Regreso al contenido | Regreso al menu principal